Spread the love

Martín (34), también cabo de la GNA, y Alexis Salto (27) eran de Puerto Iguazú. El homicida es ex pareja de la novia del mayor de las víctimas y los tenía amenazados.

Dos hermanos misioneros de 34 y 27 años fueron asesinados a balazos el viernes a la mañana en Buenos Aires a manos de un gendarme que tenía amenazada a su ex pareja por iniciar una nueva relación con el mayor de las víctimas.

El hecho, que podría enmarcarse como un doble femicidio vinculado, fue cometido en la localidad bonaerense de San Miguel y las víctimas fueron identificadas como Martín Ariel Salto (34), también miembro de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) y su hermano Alexis Salto (27), ambos oriundos de Puerto Iguazú, ciudad que hasta anoche no salía de la consternación por lo sucedido.

“No hay dignidad en la muerte. Fuiste en busca de tus sueños y hoy el sonido de tu voz ya no pondrá en reversa el dolor cuando ya no te encuentre”, escribió apenas conocida la noticia una amiga del menor de los hermanos en su perfil de Facebook.

De acuerdo a lo consignado por la agencia de noticias Télam y otros medios bonaerenses que abordaron el tema, el hecho se produjo el viernes, cerca de las 11 de la mañana, en una vivienda ubicada sobre la calle Monseñor Blois 2089, casi esquina Güemes, de San Miguel, distrito ubicado en el noroeste del conurbano bonaerense.

La reconstrucción realizada indica que en ese momento los hermanos Salto habían vuelto de festejar el Año Nuevo con la pareja de Martín Ariel, una mujer de 31 años, también cabo de la GNA y hoy trabajando en la Agrupación Seguridad y Custodia del Edificio Centinela en el barrio porteño de Retiro.

 

Justamente, fue en ese momento que al lugar arribó la ex pareja de la mujer, un hombre identificado como Jorge Luis Ríos (34), también gendarme y actualmente prestando servicio en la Unidad Investigaciones Campo de Mayo. 

Las fuentes consultadas por los matutinos bonaerenses indicaron que el hombre tiene un hijo de 8 años con su ex pareja y que ya estaban separados hace aproximadamente un año, pero nunca aceptó la nueva relación de la mujer y constantemente había estado profiriendo amenazas de matar a Salto.

Y esas amenazas las cumplió el viernes, dado que cuando los vio llegar extrajo su arma reglamentaria y abrió fuego contra los hermanos misioneros.

Ambas víctimas resultaron con impactos de bala en la cabeza y perdieron la vida prácticamente en el acto.

Todo se habría producido en plena vereda del inmueble, por lo que de inmediato vecinos alertados por los estruendos del arma y tras ver semejante escena no dudaron en llamar al servicio de emergencias 911.

Al lugar arribó entonces una comisión de efectivos de la Comisaría Primera de San Miguel, que detuvo a Ríos y secuestraron su pistola Pietro Beretta calibre 9 milímetros.

El hecho es investigado por la fiscal Gloria Reguán, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 22 descentralizada Malvinas Argentinas, correspondiente al departamento judicial San Martín.

Los investigadores involucrados señalaron que no se registran denuncias previas por hechos de violencia de género, pero sí constataron que hubo amenazas de Ríos de que los iba a matar porque no aceptaba la nueva relación de la mujer.

Hasta el momento, la causa se investiga bajo la figura de doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego, aunque todo podría cambiar conforme al avance de la pesquisa. En las próximas horas Ríos deberá ser citado a prestar declaración indagatoria. 

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.