Spread the love

En las últimas horas, la Policía encontró el cuerpo de Ivana Módica, la mujer que estaba desaparecida desde hacía ocho días en la localidad de La Falda, Córdoba

 

El cuerpo de la mujer de 47 años fue hallado horas después de que su novio, Javier Galván, un piloto militar, que estaba detenido en el marco de la causa, confesara que la mató.

El hombre reveló además que había enterrado el cuerpo detrás de un hotel de la zona, donde finalmente fue encontrado en la madrugada del sábado. Tras la confesión, los policías decidieron trasladarlo a la Fiscalía de Instrucción de Cosquín, donde el viernes por la noche ratificó su declaración del femicidio.

Los efectivos de seguridad montaron un importante operativo en el lugar y, junto al acusado, comenzaron a buscar los restos de la mujer, que había sido vista por última vez el jueves de la semana pasada.

 

De acuerdo con la información recabada sobre los últimos movimientos de Ivana, al iniciar la investigación, se apuntó a la zona demarcada por Pampa de Olaen, las Siete Cascadas y las canteras ubicadas en Valle Hermoso.

 

Además, el jueves, los expertos de la Policía Científica habían detectado un elemento de prueba en el auto Renault Fluence blanco, en el que Galván se movió durante la noche del jueves 11 y la madrugada del viernes 12, pese a que este lo negó cuando los efectivos lo interrogaron.

 

Los grupos especiales de la Policía, con la colaboración de los bomberos, pudieron hallar el cadáver en el sitio señalado por Galván. Habría sido éste, el que este viernes por la noche solicitó hablar con la fiscal Gómez en los tribunales de Cosquín para confesar el crimen, luego de casi una semana de estar detenido en el marco de esta investigación.

 

Según los investigadores, Ivana se comunicó por última vez con su hija Nicole el pasado jueves cerca de la medianoche vía celular: “La última persona que la vio fue su pareja. Hablé con él y dijo que se había ido de su casa para ir a trabajar y ella se había quedado durmiendo. Aparentemente, su plan era ir al cerro en el día. Ella estaba súper contenta y feliz”, detalló la joven días atrás.

Fue Galván quien realizó la denuncia policial por la desaparición el viernes, argumentando que él se había ido a trabajar a las 6.30 y cuando regresó por la tarde la mujer no estaba en la casa.

 

En aquel momento, el hombre había asegurado a la policía que, presuntamente Ivana había salido a caminar en la zona del cerro La Banderita, en La Falda. Mediante esa información se montó un rápido e intenso operativo de búsqueda con personal de Bomberos, de la Policía, Defensa Civil y de otros organismos, tanto por vía terrestre con perros y por vía aérea con drones y un helicóptero.

 

Sin embargo, con el paso de las horas y a raíz de las “contradicciones” en la declaración testimonial y por “violar la orden de distanciamiento” que se le impuso meses atrás, la fiscal de Instrucción de Cosquín, Jorgelina Gómez, solicitó la detención del sospechoso.

 

Galván no podía acercarse a Ivana debido a una denuncia que tenía en su contra y que había realizado Módica tiempo atrás por violencia de género. En un principio, el hombre fue acusado de los delitos de “falso testimonio agravado y desobediencia a la autoridad”.

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *