denuncia neumann abuso

 

 

Tras una denuncia mediática que se hizo viral en las redes sociales, la actriz Muriel Morgenstern denunció formalmente al artista Bernardo Neumann misionero por abuso

 

 

 

 

Morgenstern, había publicado un video en su cuenta de instagram, donde contaba lo que pasó con Bernardo Neumann.

 

 

 

 

 

«Fue una de las cosas más traumáticas que viví» comienza diciendo Muriel en su relato. Cuenta que su papá falleció en el año 2003, y Bernardo Neumann era uno de «sus mejores amigos» 

 

 

 

 

Fue durante el rodaje de la película «Detrás del Sol más Cielo», cuando compartió tiempo con el artista plástico. Tenía entre 19 y 20 años, y tras el estreno de la película comenzaron a realizar presentaciones en distintos lugares. Muriel cuenta que Neumann ya era parte de la familia, lo llamaba «tío».

 

 

 

 

Viajaron juntos al interior de la provincia, donde Bernardo Neumann haría de jurado en un concurso de pintura. En el auto en pleno viaje, cuenta que el artista le decía «La polacada va a hablar cuando vean al viejo con una pendeja» O sea, la pendeja era Muriel y el viejo era Bernardo Neumann.

 

 

 

Era un sábado a la noche, ella cuenta que luego de realizar su tarea como jurado, tomaron una copa de vino, Muriel dice que no estaba acostumbrada a tomar vino y eso le dio sueño muy pronto. «No se si estaba tan cansada o me puso algo en la bebida» dice la mujer. 

 

 

 

 

Ella le pidió que la llevara a su habitación. Era un lugar de cabañas y cuando entraron había solo una cama matrimonial. Ella le preguntó qué pasó con la otra habitación, a lo que Neumann «fue a preguntar» y supuestamente le dijeron que ya habían alquilado. 

 

 

 

 

Muriel cuenta entre lágrimas cómo fue el abuso. Dice que esa noche se quedó dormida enseguida. Cuando despertó en la madrugada Neumann estaba sobre ella, le había sacado la remera y le estaba tocando los pechos. «Reaccioné y le dije, No pará ¿Qué hacés?, cuenta Muriel, que se sacó de encima a Neumann y afirma que el lloraba «como una criatura» y decía «Perdoname, perdoname».

 

 

 

 

Mientras él lloraba en la habitación, Muriel trató de comunicarse con su madre para que la buscará y la rescatara de tan horrible situación. «Me sentía sucia, culpable». Le pidió a un amigo que le avisara a su mamá, pero nunca le avisaron y la ayuda jamás llegó. 

 

 

 

 

No recuerda si Neumann durmió en su auto o en el baño. Era domingo y el concurso seguía, es decir que debía pasar todo el día con quien había tratado de abusar de ella. «Me pase en el auto mirando a la nada, con mi abusador. Cuando me hablaba le decía que ni me mire ni me hable» relata Muriel Morgenstern en un video. 

 

 

 

 

«Fue horrible, estaba sola sin crédito, sin batería con un degenerado a kilómetros de mi casa»

 

 

 

Volvieron a Posadas y en el viaje ella no habló ni una palabra. Cuando llegó a la casa de su madre, rompió en llanto y contó todo lo que había pasado. «Rompí un cuadro que Bernardo Neumann me había regalado» cuando se había estrenado la película en que ambos participaron. 

 

 

 

 

«Todos sabían lo que había pasado» dice Muriel, pidió a los productores de la película no estar cerca de Neumann durante las presentaciones. El otro casting para películas se encontró con él, hasta que decidió no presentarse más. 

 

 

 

 

«En aquel momento no hice denuncias porque creía que era culpa mía y no quería hacer quedar mal a los que hicimos la película con Gastón Gularte» explica Muriel.

 

 

 

 

También revela que desistió de denunciar a Lito Cruz, donde en una escena la tiró del pelo y la manoseó.

 

 

 

 

Muriel Morgenstern afirma que después de ver todo el caso del director de danzas de Posadas, quien fue denunciado por abuso, decidió romper el silencio y denunciar, ya que Neumann siguió dando clases y en contacto con muchas personas quienes pudieron sufrir algún tipo de abuso. 

 

 

 

 

También denuncia a un cura, Oscar Barangó, a quien acusa de darle «un pico» cuando le confesaba. Cuando le contó a su profesora, esta le dijo; «Como un cura te va a querer besar». «Yo era menor» cuenta Muriel «Lito Cruz y el cura ya están fallecidos, pero Bernardo Neumann no» 

 

 

 

 

«Me consta que no fui la única» dice Muriel, que afirma que una psicóloga le dijo que muchas chicas pasaron por situaciones similares con Neumann. 

 

 

 

 

 

Finalmente y tras el escándalo y la conmoción que causó la denuncia en las redes sociales, Muriel Morgenstern Krieger denunció penalmente a Bernardo Neumann por abuso en la Fiscalía de Instrucción Tres de la calle Santa Fe de Posadas, a cargo de la fiscal Adriana Herbociani.

 

 

 

 

Por Priscilia H

Periodista y productora de Revista Enterate MisionesLicenciada en Periodismo, Lic. en Medios AudiovisualesEs editora y productora de Revista Enterate, productora periodistica de "El Resumen de Noticias" de Revista Enterate