Spread the love

El pasado sábado 6 de febrero al medio día, Hugo Alvez salió con su moto del Barrio Sagrada Familia de Alem, dejando como un hito o un punto de partido, una leyenda en un su muro de Facebook; «A rodar por 21 días»

 

Después de recibir la bendición de su madre; «Huguito» hecho a andar por las rutas, dejando cada vez más lejos a sus espaldas, a su querido Leandro N. Alem Misiones, con su gran amiga de aventuras, su Zanella 250cc.

 

«Todos tenemos un sueño que cumplir, y mi sueño lo cumplo arriba de mi moto como motoviajero» Dijo Hugo Alvez

 

 

 

Su viaje se fue extendiendo; atravesó la Provincia de Corrientes, paso por Entre Ríos y de Paraná paso a Santa Fe por el famoso Túnel subfluvial Raúl Uranga, y luego se adentró a la provincia de Córdoba.

 

Todo su recorrido fue contando y mostrando a través de Se Facebook, donde muestra a sus amigos cada experiencia, cada parada del motero misionero.

 

 

Cada día es un nuevo desafío para Hugo, y se va encontrando con personas que los ayudan con su moto, con la estadía y de más.

 

«Hace mucho que vengo organizando este viaje, y como tengo 21 días de vacaciones decidí hacer este viaje. Por el camino voy conociendo mucha gente, haciendo amistad. Algunos te ofrecen su casa, quieren ser parte de tu viaje»  

 

 

 

Ya en la provincia de San Luis, el clima comenzó a cambiar y el agradable del norte comenzó a despedirse y el áspero viento y el frío de la cordillera se fue haciendo más intenso.

 

 

 

Mendoza lo recibió con fuertes vientos y un clima lluvioso, se hizo difícil andar por la ruta en la moto y una familia lo recibió en su casa. Como los misioneros nunca se achican y son reconocidos en cualquier lugar por ser «trabajadores», Hugo no tuvo problema en dar una mano en el trabajo.

 

En Godoy Cruz se metió a la Ruta 40, que como dice Hugo «Todo motero tiene un sueño que cumplir y es llegar a esta ruta»

 

 

En Mendoza se encontró con varios monumentos históricos de nuestros país; El Cerro La Gloria, el Monumento al General San Martín, el Puente del Inca Entre otros.

 

 

«Cundo yo era chico, me hablaban de San Martín, y mi sueño era venir a conocer su historia  por donde paso el General San Martín, y acá estoy» Conto Hugo.

 

 

 

Después de recorrer 3.000 kilómetros llego cerca de la frontera de Chile, por allá se encontró con más amigos «moteros» que vienen de otras provincias. Después de su paso por Las Cuevas, Hugo llego al  famosos Cerro Aconcagua, uno de los destinos soñados por todos los turistas.

 

 

Uno de los sueños de Hugo era llegar al Monumento del Cristo Redentor, donde se realiza uno de los grandes encuentros de motos del país.

 

Entre los elementos que lleva el motero de Alem para el camino es su carpa, su chaleco con la leyenda «Alem» y el infaltable mate; «El mate nunca hay que dejar, el mate es un símbolo de amistad» Comento Hugo. 

 

 

 

En el camino va buscando y lugares, fotografiando y conociendo hermosos paisajes «En el camino también donde encuentro algún camping me quedo, voy acampando acá y allá»

 

 

Y así nomás «tranqui sin nervios» Hugo Alvez va disfrutando su pasión y recorriendo el país, demostrando a todos que siempre se puede cumplir los sueños. Y no hace falta un enorme presupuesto o las mejores comodidades para salir a conocer los lugares mas hermosos.

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.