Todo transcurrió entre la noche y la mañana de ayer. Los presos que se fueron del lugar son Darío Iván Rodríguez, de 19 años, que se encontraba privado de su libertad por un robo calificado y Matías Daniel Correa, también de 19, acusado del robo de caballos.

 

 

El hueco por donde escaparon se hizo con el hierro sacado de una de las camas de la celda. El cambio del jefe de la comisaría, Luis Días Da Silva, es cuestión de horas, mientras que le iniciaron un sumario administrativo interno al personal de guardia.

 

 

Desde la misma policía precisaron que, a esa hora, uno de los dos detenidos que permanecían en la celda comenzó a gritar que los demás se habían escapado, lo que movilizó a los agentes a revisar dicho sector, según informó El Territorio.

 

 

Constataron que en el baño del calabozo había un boquete que daba al patio de la dependencia, donde más tarde hallaron una barra de hierro que había sido extraída de una de las camas donde duermen los presos.

 

 

Al revisar el predio, notaron el faltante de una motocicleta marca Honda New Titán, dominio A067OYQ, que se hallaba secuestrada en el patio de la comisaría por una contravención.

Fuente LVM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *