La paritaria de la administración pública se cerró este mediodía en el Ministerio de Trabajo. Las subas serán escalonadas

 

 

El Gobierno y los gremios de estatales nacionales acordaron este miércoles un alza de 35% en los salarios, que se implementará desde el 1° de junio próximo y se aplicará en seis tramos no acumulativos hasta febrero de 2022.

 

El acuerdo, además, incluye una cláusula para que en noviembre vuelvan a reunirse según los datos de inflación, y el mantiene el pago de una suma fija de $4000, que venía de la paritaria del año pasado.

 

El acuerdo fue firmado por los representantes de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que no obstante manifestó por escrito que “el incremento resulta insuficiente”.

 

Así, desde el próximo mes, más de 180.000 agentes de la administración pública nacional comenzarán a cobrar el incremento escalonado. El salario de los estatales alcanzará $70.000 promedio.

 

Según el convenio, las alzas escalonadas se darán de la siguiente manera:

 

  • 10% a partir del 1° de junio;
  • 5% desde agosto;
  • 5% en septiembre;
  • 4% en diciembre,
  • 6% desde enero de 2022;
  • 5% con los salarios de febrero.

 

En tanto, la suma fija de $4000 que el personal del sector percibe desde la paritaria del año pasado seguirá vigente hasta fines de mayo de 2022, según surge del acta acuerdo.

 

Habrá también continuidad en el pago del adicional por presentismo (premio estímulo) y el reintegro de gastos de guardería también se incrementará en 35%. Además se elimina el tope para cobrar asignaciones familiares, por lo que los estatales podrán acceder a ese beneficio cualquiera sea su categoría.

 

 

La recomposición para los estatales está en línea con la mejora definida en febrero para los gremios docentes y replica el porcentaje y los tramos para el salario mínimo, vital y móvil (SMVM). También se asemeja a los últimos acuerdos en el sector privado, que vienen dejando cada vez más atrás la pauta inflacionaria del Presupuesto (29%).

 

 

En el convenio aparece la reactivación del plan de concursos, un reclamo histórico de los gremios, por el cual en un primer tramo habrá un pase a planta permanente de unos 8000 trabajadores hasta ahora contratados.

 

 

Desde UPCN, que lidera Andrés Rodríguez, consideraron que si bien el acuerdo “no resuelve los problemas de fondo, sí configura un primer paso para revertir la pérdida de poder adquisitivo” de los estatales.

 

 

Por su parte, ATE -conducido por Hugo Godoy, firmaron con la advertencia de que era el aumento de salarios era insuficiente ya que “no garantiza la recomposición del poder adquisitivo ni le va a empatar a la inflación”.

Por Revista Enterate

Panel principal de periodista de Revista Enterate