Spread the love

Primero la aplicarán a trabajadores de salud que se desempeñan en hospitales de alta complejidad. Se analiza el uso del suero equino que fue avalado por la Anmat.

 

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, afirmó ayer que apenas reciban en la provincia las primeras dosis de la vacuna rusa Sputnik V, se dará inicio de inmediato a la vacunación contra el coronavirus, en primer lugar, a trabajadores de salud que están en estrecho contacto con pacientes que padecen la enfermedad. Se estima que para Misiones se destinarán, en una primera etapa, unas 5.000 dosis de las primeras 300.000 que serán traídas desde Rusia y llegarían hoy vía aérea en el país (ver página 4).

En cuanto al número que corresponde a Misiones, no arribaría en su totalidad de una sola vez, pero sería suficiente para cubrir a quienes están en la primera línea en la lucha contra el Covid-19 en Misiones.

El mandatario provincial, en diálogo con El Territorio, afirmó que cuentan con toda la logística, para recibir y ubicar de inmediato este medicamento hasta su aplicación. Además, afirmó que la provincia está abierta a toda la terapéutica que esté avalado por la Anmat para proteger la salud de la población. Ello en relación al suero equino fabricado en Argentina, destinado a pacientes graves.

Además hizo un fuerte llamado a tomar conciencia de la importancia del cuidado en estas fiestas para evitar incrementar aún más los crecientes casos de contagios en la provincia.

¿Cuál es a la cantidad de dosis a ser aplicadas en una primera etapa en Misiones?

Por lo que tenemos estimado estaríamos cerca de unas 5.000 dosis para Misiones. Esperamos conocer, una vez que llegue a la Argentina la vacuna, cómo van a ser enviadas a la provincia. Para eso, la vacuna tiene que estar en la Argentina y hacerse los despachos correspondientes. Nosotros tenemos toda la logística determinada para esas cuestiones.

¿Hablar de logística qué implica?

Sobre todo, en la primera etapa saber  cuál va a ser la población objetivo. Además, contar con los freezers necesarios para la conservación, pero también el personal capacitado para la manipulación y la aplicación de la vacuna. O sea, la población objetivo va a estar trazada en una línea que de acuerdo a la cantidad de dosis que se vaya recibiendo. De esta manera, se destinará primero a recursos humanos sanitarios que a están en contacto directo con las personas que tienen la enfermedad. Y, sobre todo, el recurso humano que es crítico, por la cantidad, que en este caso son las áreas de cuidados intensivos, por ejemplo. Después se seguirá viendo el grado de complejidad de cada uno de los sectores sanitarios. Acá hablamos, tanto del  sector público como del privado.

Respecto a las primeras 5.000 dosis que se esperan recibir en Misiones y en cuanto a los lugares para su conservación: ¿Hay suficiente cantidad de freezers?

Sí, nosotros hicimos las compras necesarias y en los 16 puntos que hemos determinado para esta primera etapa donde está la población como objetivo de vacunación ya los tenemos estipulados y prestos para cuando se reciba la vacuna, es decir para hacer la logística en forma rápida.

¿O sea, la Provincia salió a invertir para tener lugares para conservar la vacuna?

En realidad, tuvimos que hacer inversiones en la mayoría de los lugares porque -la paradoja- las vacunas no se aplican habitualmente en los hospitales de alta complejidad, sino que se aplican en los Centros de Atención Primaria de la Salud, que son más de 400 en la provincia y que están todos equipados con heladeras y freezers. Pero como acá la población objetivo -en principio- va a estar en los hospitales de alta complejidad, que son los que manejan los pacientes con la patología, tuvimos que invertir y capacitar a la gente en ese hospital, cosa que no se crucen; que no vaya a otro vacunador sino capacitar a los que están allí. Por ejemplo, si se va a vacunar en el Hospital de Fátima que tenga su recurso humano allí para vacunar y que las vacunas estén allí disponibles para todo el personal. Así con los 16 lugares ubicados como objetivo en la primera etapa.

¿Una vez que se cuente con la vacuna, ¿qué tiempo demandaría su aplicación?

Si hay predisposición en las personas que van a ser inoculadas por la vacuna, pueden ser aplicadas en 72 horas. Es en el caso de la primera etapa y la población objetivo. Porque una vez distribuido, todos los hospitales lo aplicarán al mismo tiempo. En cuanto al total, las 5.000 dosis deberíamos tenerlas aplicadas en una semana.

Se sostiene que el suero equino fabricado en la Argentina reduce en torno al 45 por ciento la mortalidad en pacientes graves de coronavirus. ¿Qué se evalúa al respecto en Misiones?

Siempre que esté autorizado por la Anmat y que dé seguridad sanitaria, nosotros vamos a ir en busca de la terapéutica necesaria para la población. Así lo hicimos en su momento con el suero de convaleciente y el suero equino es mucho más potenciado. Misiones ya está usando al suero convaleciente, por lo tanto, esto sería con mayor potencia a lo que hace a la respuesta de un tratamiento a pacientes graves. Según lo que pudimos entender, de acuerdo a los trabajos científicos, es que acorta los días de una unidad crítica, resuelve más rápido la problemática de los pacientes más grave y eso es muy importante y sobre todo en los porcentajes que estamos hablando.

Fuente El Territorio 

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.