Spread the love

Se reunirán en Puente 12, La Plata, Pinamar, Mar del Plata, Necochea y Bahia Blanca

 

 

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires decidió desafectar ayer a 400 policías que participaron de las protestas frente a la Quinta de Olivos realizadas en septiembre del año pasado en medio de un conflicto salarial.

 

 

 

La decisión, confirmada por el ministro de Seguridad, Sergio Berni, surgió a pocas horas de una protesta de miembros de la fuerza que reclaman aumentos de salarios, prevista para el jueves, pero que tras conocerse la decisión se anticipó para hoy. 

 

 

 

«Después de una reunión y a solicitud de varios efectivos, en solidaridad con los que fueron desafectados, el paro del día jueves queda suspendido y se adelanta para el miércoles 10 a las 9 en toda la provincia», expresaron en las redes sociales.

 

 

 

Según manifestaron, una protesta inicial se realizó anoche a las 22 en Puente 12. 

 

 

La decisión del gobierno provincial no cayó para nada bien en la fuerza policial más numerosa del país. En Necochea todos los móviles policiales se convocaron en el Comando de Patrullas en señal de protesta. Según trascendió, son más de 40 los policías desinfectados en esa ciudad.

 

 

 

«Quieren desafectar a estos efectivos cuando, el año pasado, en el petitorio firmado y sellado quedaba claro que no se iba tomar ninguna sanción disciplinaria contra el personal. Esto complica todo. Cambia la situación», explicó el comisario retirado Hugo Lima a la web Cuatro Vientos.

 

 

 

Ayer a la tarde, Berni señaló que la decisión de desafectar a 400 efectivos que participaron de las protestas en la residencia presidencial de Olivos «es la primer tanda». 

 

 

 

En declaraciones realizadas durante una visita a la ciudad de Miramar, el funcionario confirmó que «ya empezaron a llegar (los casos de) desafectación de aquellos que no cumplieron con su deber en septiembre del año pasado».

 

 

 

“Todos los que fueron sumariados no cumplieron con su deber; el que los castiga es la ley, no Asuntos Internos”, aseguró Berni.

 

 

 

La lista de oficiales y suboficiales sancionados será superior a los 1.700 y está encabezada por los uniformados que el 9 de septiembre rodearon la Quinta presidencial de Olivos. Hasta el lugar llegaron con los móviles policiales que debían estar recorriendo las calles, armados y con uniformes.

 

 

 

En ese momento, el ministro de Axel Kicillof tomó esa manifestación como “una provocación”, una “extorsión” y una “amenaza” y anunció ante las cámaras que serían sancionados.

 

 

 

La desafectación de servicio de los más de 400 efectivos se realizó a través de 9 resoluciones que de manera consecutiva van del número 0460 al 0469. En cada una de ellas figura el nombre del agente, la jerarquía que ostenta y el número de legajo.

 

 

 

De acuerdo a documentación interna firmada por el auditor sumarial Joaquín María García y fechada el 8 de febrero, la sanción fue adoptada en “presunta infracción al decreto 1050/09″. Se trata de una norma que regula el funcionamiento de la Policía bonaerense y establece en qué caso un efectivo puede ser sancionado. La medida adoptada en este caso es una de las más graves.

 

 

 

“Los efectivos nombrados han cometido un hecho de extrema gravedad institucional ya que han circulado por el perímetro dé la Residencia Presidencial, tanto a pie como a bordo de móviles policiales, en una clara intención de erosionar la figura presidencial, todo en el marco de un reclamo que ha tomado estado público a nivel nacional”, establece la resolución.

 

 

 

El escrito también aclara que una de las razones por las cuales se retira de servicio al personal sancionado es para “evitar el posible entorpecimiento de la investigación”.

 

 

 

Berni aclaró también que la Justicia está avanzando, ahora que terminó la feria judicial, con las denuncias que el Ministerio de Seguridad realizó una vez finalizada la protesta. “Por normativa, una vez que el juez o el fiscal los llame a indagatoria hay que desafectarlos del servicio”.

 

 

 

Al consultarlo por el cumplimiento o no por parte de las autoridades provinciales del petitorio entregado el año pasado por los policías “rebeldes” a través de los abogados que oficiaban de intermediarios, respondió de manera tajante: “No cumplo ningún petitorio , estamos haciendo lo que se debe hacer”.

 

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.