autor botellazo milei mercanzini

 

 

El agresor era un militante peronista ex funcionario de la provincia de Entre Ríos donde lo destituyeron por problemas con la justicia

 

 

 

Gastón Ariel Mercanzini de 51 años, es el hombre que le arrojó una botella a Javier Millay durante su recorrido del Congreso a la Casa de Gobierno. 

 

 

 

Mercanzini es de la provincia de Entre Ríos. Fue director de cultura del municipio Concepción del Uruguay, hasta que su carrera se vio abruptamente truncada por una serie de escándalos que lo envolvieron, incluidas acusaciones de estafas.

 

 

 

 

Después de que Mercanzini pidiera licencia por «problemas personales», el veterano líder peronista y alcalde del distrito de 2011 a 2015, Carlos Schepens, decidió destituirlo de su cargo político.

 

 

 

 

«Por tanto dése de baja la designación del cargo de Director de Cultura de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de  Concepción del Uruguay del Sr. Gastón Ariel Mercanzini, D.N.I. Nº 22.544.022, a partir del día de la fecha»,  señala la ordenanza N° 23.333  del 7 de febrero del 2013 firmado por ex intendente.

 

 

 

 

En los últimos tiempos y hasta el día del botellazo a Milei, Mercazini era un usuario frecuente de Instagram, donde se define como como «entrerriano de Sagitario, amante de las risas del tinto y fotógrafo de este instante»

 

 

 

En la red compartió fotografías de militantes kirchneristas, algunas de las cuales fueron rápidamente ocultadas tras el atentado, y otras que aún se pueden ver en perfiles públicos, entre ellas una de Axel Kicillof cuando era más joven con la famosa frase de los peronistas; «el amor vence al odio».  

 

 

 

Después de que se revelara su identidad como autor del botellazo, sus redes se llenaron de insultos a los seguidores de Milei

 

 

 

El botellazo a Milei

 

 

 

 

El domingo 10 de diciembre, un hombre, identificado el lunes como Gastón Mercanzini, le arrojó al presidente Javier Milei un botellazo mientras circulaba por avenida Rivadavia a bordo del auto descapotable que lo llevó hasta la Casa Rosada. 

 

 

 

 

Fue un momento de gran tensión que puso en alerta a la seguridad presidencial, aunque afortunadamente la botella de vidrio no golpeó al presidente ni a su entorno. Ocurrió después de la jura ante la Asamblea Legislativa y después del discurso que dio en las escalinatas del Congreso.

 

 

 

 

Por su parte el juez federal Ariel Lijo, que estaba de turno el domingo 10 a la tarde, este lunes ordenó la detención del autor de lo que podría haber terminado en tragedia, luego de que se lo identificara a través de cámaras de seguridad de la zona donde ocurrió el hecho.

 

 

 

 

Producto del lanzamiento de la botella, el subcomisario Guillermo Armentano de la Policía Federal que integraba el segundo anillo de seguridad presidencial terminó con un corte en uno de los laterales de la cara.

 

 

 

 

En una foto se lo vio ensangrentado a la altura de la oreja. Fue atendido por médicos en la Casa Rosada, pero afortunadamente no sufrió consecuencias mayores, según trascendió hasta el momento. 

 

 

 

 

En un video nuevo, publicado este lunes por la mañana por el periodista Esteban Trebucq, se ve cómo un hombre arroja la botella y es increpado por varias de las personas que estaban presentes en los laterales de la avanzada presidencial. 

 

 

 

 

Por Priscilia H

Periodista y productora de Revista Enterate MisionesLicenciada en Periodismo, Lic. en Medios AudiovisualesEs editora y productora de Revista Enterate, productora periodistica de "El Resumen de Noticias" de Revista Enterate