Spread the love

Ricardo Manuel R. (32), chofer de un colectivo acusado de chocar y matar a un niño sobre la avenida Santa Catalina  de Posadas, fue trasladado por la tarde al Juzgado de Instrucción Uno, donde fue imputado por los hechos en su contra y completó la audiencia indagatoria.

El profesional al volante decidió abstenerse de declarar, tal y como lo ampara su derecho. Al hombre se lo acusa de homicidio en accidente de tránsito y por el momento seguirá el proceso detenido.

El acusado manejaba el interno 1254, (dominio MCN-479) de la empresa Nuestra Señora del Rosario.

La víctima se llamaba Enzo Nahuel Paredes (9), de la comunidad mbya guaraní Tekoa Porá, de Puerto Leoni, quien fue alcanzado por el vehículo mientras cruzaba la calle para comprar una gaseosa. 

Al llegar al lugar de la tragedia se encontraban pocos integrantes de la comunidad mbya. Cuando le consultaron a uno de ellos sobre lo sucedido y si bien no quiso develar su identidad indicó que “el niño había cruzado la avenida para comprar una gaseosa”.

Junto a él se encontraba la  directora de Asuntos Guaraníes, Norma Silvero. La funcionaria recientemente nombrada en el cargo, en reemplazo de Miki Verón, brindó una escueta explicación: “Es lamentable lo que sucedió. Nosotros hace un mes y medio venimos trabajando con ellos”.

Consultada sobre en qué consistían estas acciones, se limitó a responder que no ofrecería declaraciones  “por respeto a los padres y a los integrantes de la comunidad”. Alrededor de las 14 permanecían en la esquina de 120 y Santa Catalina solamente cinco de ellos.

Fuente El Territorio

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.