Spread the love

Se trata de Volkswagen Polo que había sido adquirido por un chapista en el mes de Enero, pero al tratar de comercializarlo este lunes, tomo cocimiento que pesaba sobre el mismo un pedido de secuestro.

 

Por tal razón radicó la denuncia correspondiente por ante la Comisaría de Bonpland,  estableciéndose a través del sistema integrado de información Policial y Cibercrimen, que sobre el rodado en cuestión recaía una solicitud de secuestro por robo y radicación repetida.

 

Tanto el automóvil como las documentaciones fueron incautadas, dando intervención al juez de Instrucción N° 5 de la primera circunscripción Judicial.

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.