Spread the love
Según la denuncia de un obereño, el funcionario provincial intentó facturar un total de 36 mil pesos por solo tres lavados de la camioneta de la Subsecretaría de Turismo que utiliza. “Hubo corrupción y aprietes”, aseguran fuentes consultadas

 

 

 

De acuerdo a lo detallado por el denunciante, el subsecretario de Turismo, Antonio “Tony” Lindström, encargó tres lavados de la camioneta Chevrolet S10 2.8 TD 4×4, propiedad del Estado, pero a la hora de pagar los servicios, solicitó que se “sobrefacture” el monto final por un total de 36 mil pesos, cuando el costo total del trabajo era de tan solo 1.200 pesos.

 

 

“El trabajo costó 1.200 pesos por los tres lavados”, explicó a un conocido diario obereño, Raúl “Toto” De Olivera, dueño del lavadero en cuestión.

 

 

En la publicación se da cuenta que el denunciante además explicó que fue el Coordinador General de la Subsecretaría de Turismo, Joselo Martínez, (que se autodefine en los audios como el “Pollo de Tony”) quién pretendió, en principio, que se hagan figurar 15 lavados (1 cada 4 días), supuestamente hechos durante los meses de noviembre y diciembre de 2020, sumando así 6 mil pesos por Compra Directa Nº 656 aprobada por disposición 36 del 20/10/2020 de la Subsecretaría de Turismo de Misiones.

 

 

Además señala que, según el denunciante, Martínez lo llamó nuevamente y por mensajes de manera insistente, para pedirle cambiar la fecha de la factura. Por lo que Olivera lo mandó a tratar con su contador Jorge Drech.

 

 

Sin embargo, los pedidos no eran sólo por la fecha. Lo que, aparentemente, pretendía Martínez era anular la factura de 6.000 pesos. Y elevar el monto a 36 mil pesos por los únicos 3 lavados hechos durante los últimos dos meses del año pasado, una maniobra fraudulenta que rechazó hacer el contador.

 

 

 

Además, pretendieron hacer figurar un segundo vehículo lavado marca Chevrolet Meriva patente LKV311 que, según asegura Olivera, jamás pisó el lavadero. 

 

 

“En vez de 1.200 querían cobrar 36 mil pesos por 3 lavados de la S10 que le dio el gobierno”, contó De Olivera. Y añadió que, como se negó, el propio Lindström fue a increparlo al lavadero en los últimos días de enero. “Se enojó conmigo, que cómo no voy a aceptar, me dijo: vos no podés ser así, siempre te traemos los lavados”, relató.

 

El propio “Tony” “vino a insultarme acá”

 

De Olivera amplió sus dichos a Infober, señalando que el propio “Tony” fue a increparlo en el lavadero:“vino a insultarme acá. ‘Que quién te crees vos’, yo tengo testigos, estaban 6 chicos más dos gendarmes retirados que estaban acá”, acotó.

 

 

“Yo le hice tres lavados y le cobré 1.200 pesos, Tony me pagó”, sostuvo, pero en la factura figura 6 mil pesos. Por lo que, De Olivera agregó: “y ahí ellos fueron con el contador Jorge Drech…. el contador me llamó y me dijo mire Olivera, si usted quiere pasar por el estudio a buscar su carpeta, yo no me voy a prestar para esas cosas”, fue la respuesta del contador detallando que “querían agregar 30 mil pesos” a la factura.

 

 

El lavado cuesta 400 pesos, por lo que 36 mil pesos iban a equivaler a unos 90 lavados de dos autos de la Subsecretaría (casi uno por día). Y siendo que uno (el Meriva) ni siquiera pisó el lavadero.

También estaría involucrado un socio de Lindstöm

 

Además, mencionó que recibió el llamado de Jorge Kuz. “El Jorge Kuz que tenía Sabores (local de comidas), ese llamó a mi casa”, detallando que Kuz le dijo que “quería charlar con vos porque hay unos audios que andan circulando y queremos dejar sin efecto”.

 

“Le dije no, esto recién empieza. Yo soy retirado de la policía, yo nunca acepté eso, menos que me vengan ahora a querer a hacer eso, a un lavadero”, finalizó De Olivera.

Cabe remarcar que Kuz es socio copropietario de Lindström en La Radio desde 1996.

 

Fuente Misiones Cuatro

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.