Spread the love

 

 

 

Hace exactamente 34 días, Marcelo Antúnez Sequeira de 34 años, salió a las 6 de la mañana de su casa, ubicada en el Barrio Hermoso de San Vicente para ir a trabajar en una chacra cercana, y desde entonces nadie más supo de el.

 

 

 

Su padre; Antonio Antúnez Sequeira, en diálogo con un medio de la provincia de Misiones, comenta que no llevaba más de 20 minutos caminando desde su casa hasta su lugar de trabajo. Pero en ese tramo o dentro de la chacra dónde trabajaba, pareciera que se lo tragó la tierra, porque desapareció sin dejar rastros.

 

 

 

La Familia de Marcelo tiene la sospecha de que su patrón, tiene algo que ver con la desaparición del peón rural. Se trata de un colono que tiene chacras con té y otros productos en la zona, conocido como Juan Gardel.

 

 

 

Según el padre, Marcelo Antúnez Sequeira había trabajado cinco años con Gardel, y después dejo de trabajar porque el colono le pagaba muy poco.

 

Cuenta el padre que hicieron un trabajo para Gardel, por el cual el patrón ofrecía 5.000 pesos. Marcelo fue y le reclamó y terminó cobrando 10.000 pesos por ese trabajo. Después de eso el hombre no le dio más trabajo; «Le largó con una mano atrás y otra adelante» comentó Antonio Antúnez Sequeira.

 

 

Después de eso, Marcelo pensó en iniciar acciones legales contra Gardel, porque éste le había dejado sin trabajo de un día para el otro, después de cinco años como peón.

 

«Tal vez el señor se enteró que él le iba a hacer un juicio y le iba a salir dos millones de pesos o mas, por cinco años de trabajo» manifestó el padre de Marcelo.

 

 

 

El rumor de un posible juicio laboral contra Gardel, comenzó a correr en el barrio y posiblemente llego a oídos del ex patrón. Tanto así que el 23 de diciembre pasado, Juan Gardel fue a la casa de Marcelo Antúnez Sequeira, a buscarlo para que volviera a trabajar. Aunque Gardel niega que haya existido este encuentro. El colono afirma que hace seis meses no le vio más a Antúnez Sequeira.

 

 

Otras de las sospechas de la familia, es que Gardel hizo desaparecer a Marcelo, porque sospechaba que su ex peón le había robado algunos elementos de su chacra. El propio padre comenta que desapareció de la chacra de Juan Gardel, dos garrafas y una máquina de cortar pasto. Las sospechas del hombre era sobre Marcelo.

 

«De ahí él (Gardel) dijo para cierta persona, que el iba a terminar con Marcelo» contó el padre.

 

El último encuentro entre el patrón y el peón

El 23 de diciembre de 2020, Gardel fue a buscar a Marcelo para que volviera a trabajar con el. Según los testigos, el hombre estuvo en la casa de Marcelo y se pusieron de acuerdo para que retornará a trabajar en la chacra. Pero en el barrio Hermoso de San Vicente, afirman que fue una trampa de Gardel para hacer desaparecer a Marcelo Antúnez Sequeira, incluso le advirtieron que no vaya, pero Antúnez Sequeira no hizo caso y se fue igual.

 

 

El lunes 4 de Enero, Antúnez fue a la chacra de Gardel a trabajar. Lo vieron entrar a la chacra, pero jamás salió.

 

 

Juan Gardel niega todas las acusaciones, afirma que su ex peón fumaba marihuana y andaba en el negocio del tráfico de droga, por eso desapareció.

 

 

Según Gardel, Marcelo le dijo «Yo tengo otro trabajo que me da mucho más plata. A mí me pagan 10.000 o 15.000 pesos por traer 30 o 40 kilos» El colono dice que Antúnez Sequeira traía cargamentos para unos «toros» de San Vicente, que no se puede decir quiénes son. Según el hombre se enteró que los hermanos de Marcelo caían presos por esos temas, y entonces le dijo que «No venga más»

 

10 Días despues de la desaparición recien fueron a buscar en la chacra de Juan Gardel

 

El padre de Marcelo tiene reparos sobre la actuación de la justicia, diez días después de la desaparición de su hijo, recién el juez ordenó buscar en la chacra de Gardel, dónde había sido el último destino de su hijo.

 

 

«Frente a la casa de Gardel hay una tapera abandonada y dos pozos. Mí hijo fue a hablar con la policía para comentar que podían buscar ahí, y uno se enojó con mí hijo; ¿Que usted me quiere enseñar a actuar, a decir lo que nosotros tenemos que hacer? Así le dijo la policía a mí hijo».

 

Las sospechas de Juan Gardel

 

El ex patrón de Marcelo Antúnez Sequeira, afirma y vuelve a afirmar que el movil de la desaparición de Marcelo es el narcotráfico. 

 

 

«Yo desconfío, que agarró una canoa podrida en la orrilla, que capaz era de el, capaz no era de él, y vos sabés que el agua no tiene gajo» Afirmó Juan Gardel, insinuando que puso haberse unido en el río con alguna canoa.

 

Aunque el colono reconoce que el día de la desaparición de Marcelo, vio al perro de su ex peón en la entrada de su chacra.

 

 

 

La familia de Marcelo e incluso los vecinos afirman que era una buena persona, que incluso no salía a ningún lado. «Cuando le invitaban a salir el siempre se quedaba cuidando la casa» afirmó el padre. Por esta razón, es muy rara está desaparición, ya que el hombre nunca se iba por tantos días, mucho menos sin avisar.

 

 

 

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.