profeta mormon menores

 

 

El FBI develó nuevos hallazgos de su investigación sobre Samuel Rappylee Bateman, un estadounidense de 46 años ya detenido por la policía que se autoproclamaba «profeta» y tenía 20 esposas, algunas de tan solo nueve años. 

 

 

 

Entre las más espeluznantes revelaciones, se supo que el hombre se habría casado con su hija y cometió actos sexuales grupales con adultos y niños, además de tráfico sexual de menores.

 

 

 

Bateman, quien era líder de un grupo disidente de la polígama Iglesia fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, fue arrestado el 28 de agosto de 2022 por conducir un tráiler «lleno de gente, incluyendo niños». Sin embargo, luego fue liberado. Con él viajaban dos mujeres y cinco niñas de entre 11 y 15 años. En el vehículo tenía un baño improvisado, que consistía en un balde, una bolsa de basura y un asiento de inodoro.

 

 

 

 

Semanas después, el 13 de septiembre, el FBI allanó las dos casas de Bateman en Colorado City en busca de evidencia de matrimonios de menores o relaciones sexuales entre adultos y niños. Desde entonces el líder de la secta ha estado en la cárcel de Arizona y se enfrenta a tres cargos de abuso infantil relacionados con las niñas que viajaban en el remolque.

 

 

 

 

Asimismo, fue acusado con cargos federales por destruir o intentar destruir registros, y manipular procesos penales, en referencia a instrucciones que les dio a sus seguidores sobre eliminar las comunicaciones enviadas a través de la aplicación de mensajería encriptada Signal.

 

 

 

 

 

Bateman lidera un grupo disidente de la rama radical mormona Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (FLDS por sus siglas en inglés). A pesar de esto, aparentemente el hombre oriundo de Arizona es tan extremista que ha sido denunciado incluso por el exlíder de FLDS Warren Jeffs, un violador de niños convicto.

 

 

 

 

Casamientos con niñas y tráfico de menores

 

 

 

 

Samuel Rappylee Bateman 20221204
Samuel Rappylee Bateman.

 

 

 

 

Según la declaración jurada del FBI, presentada en el Distrito Este de Washington, testigos acusaron al líder religioso de «casarse» con hasta 20 mujeres y niñas de tan solo nueve años, incluida su propia hija. En la denuncia se puede leer que Bateman «comenzó a proclamar que era un profeta» y declaró su intención de casarse con su propia hija adolescente en 2019. Desde entonces, ha reunido «aproximadamente 50 seguidores y más de 20 esposas, muchas de las cuales son menores de edad, en su mayoría menores de 15 años». La mayoría de las esposas son hijas, hermanas y madres de dos familias polígamas extensas.

 

 

 

 

 

Dentro de la evidencia se encuentran grabaciones donde se aprecia a Bateman hablando con una pareja que se habían acercado a la comunidad polígama para realizar un documental. Entre otras cosas, allí se puede ver cómo el acusado le dijo a la pareja que el «Padre Celestial» le había dado instrucciones a principios de noviembre de 2021 de «dar lo más preciado que tiene, la virtud de sus niñas» a tres de sus seguidores masculinos adultos.

 

 

 

 

 

 

 

Luego, vio cómo tres hombres tenían relaciones sexuales con sus hijas, una de las cuales tenía solo 12 años, según la declaración jurada. Al respecto, Bateman supuestamente comentó que las niñas habían «sacrificado su virtud por el Señor». Y agregó: «Dios arreglará sus cuerpos y les volverá a colocar la membrana. Nunca he tenido más confianza en cumplir su voluntad. Todo es por amor».

 

 

 

 

 

 

Sumado a esto, a fines de 2020, el hombre condujo hasta la casa de la pareja «en un gran SUV lleno de mujeres y niñas». En esa ocasión, «presentó a todas como sus esposas». La más joven era una niña nacida en 2011, lo que significa que la niña tendría nueve años como máximo en aquel entonces, indicó uno de los agentes del FBI en la declaración jurada.

 

 

 

 

Asimismo, según explicó el fiscal federal Patrick Schneider, durante el allanamiento que realizó el FBI en sus casas de Colorado en septiembre de 2022, fueron recuperadas y puestas en custodia nueve niñas. Si bien Bateman no ha sido acusado de delitos sexuales contra niños, el FBI afirmó que tiene motivos fundados para creer que él y otros transportaron a menores entre Arizona, Utah, Nevada y Nebraska para participar en conductas sexuales ilícitas entre mayo de 2020 y noviembre de 2021.

 

 

 

 

 

 

La jueza federal Camille Bibles ordenó que Bateman permanezca tras las rejas mientras el caso avanza en los tribunales. Al respecto, señaló que el hombre tiene seguidores y contactos internacionales que podrían ayudar con recursos financieros o de otro tipo en cualquier momento.

 

 

 

 

 

El abogado de Bateman, Adam Zickerman, advirtió que el caso federal se trataba de persecución religiosa, aunque no especificó la fe de Bateman ni dijo si practicaba la poligamia. Además, agregó que su cliente no es un peligro para la comunidad.

 

 

 

 

El líder de la secta enfrenta un máximo de 20 años de prisión por cada cargo federal si es declarado culpable. En el pasado, se declaró no culpable de tres cargos de abuso infantil en un tribunal estatal de Arizona, según muestran los documentos judiciales.

 

 

 

 

(Fuente: Perfil)

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *