Spread the love

El presidente acompañó el arribo del primer cargamento. “Es una luz de esperanza que nos va a iluminar el camino”, afirmó

 

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió a sus compatriotas que se vacunen contra el coronavirus tras el arribo de las primeras 10.000 dosis de la vacuna de Pfizer. Sostuvo que la vacuna “es segura y eficaz” y subrayó que “son una luz de esperanza que nos van a iluminar el camino”.

 

Un primer lote de vacunas de Pfizer-BioNTech para prevenir contagios de la covid-19 llegó en avión este jueves a Santiago de Chile con 10.000 dosis que comenzarán a inocularse durante esta jornada al personal sanitario de las regiones más afectadas por la pandemia.

 

El avión, proveniente de Bélgica, aterrizó a las 6:47 hora local (9:47 GMT) en el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez en la capital, convirtiendo a Chile en uno de los primeros países de América Latina en recibir las primeras dosis de Pfizer después de México y Costa Rica.

 

“Es un momento de mucha alegría y emoción. Vamos a tener una vacuna segura, eficaz y oportuna. Este es el comienzo porque el plan para el cual hemos trabajado contempla vacunar, en primer lugar, a todas las personas en situación de riesgo”, destacó el mandatario.

 

Llegaron a Chile las primeras 10.000 dosis de la vacuna de PfizerLlegaron a Chile las primeras 10.000 dosis de la vacuna de Pfizer

 

Luego afirmó que “este año ha sido muy difícil. Hemos tenido que enfrentar la adversidad permanentemente”. Sin embargo, valoró los esfuerzos de sus funcionarios y de la población en general.

 

Respecto a la vacuna, subrayó que “es voluntaria y gratuita y, por lo tanto, la va a proveer el Estado”. Volvió a repetir que es segura y eficaz y llamó a todos los chilenos a vacunarse.

 

Luego alertó que la pandemia sigue y pidió que la gente mantenga sus cuidados. “El hecho de que llegó la vacuna no significa que terminó la pandemia. Vamos a tener que convivir con el coronavirus muchos meses más. Mantengamos los cuidados personales”, pidió.

 

Operarios transportando las vacunas

 

“La vacuna no es solo un acto de protección personal. Es un acto de solidaridad. Cuando una persona se vacuna, se protege a sí misma y a todos. Estas vacunas son una luz de esperanza que nos van a iluminar el camino”, continuó.

 

Por último, recordó que la vacuna requiere dos dosis y entre las dosis deben transcurrir 28 días. “Los chilenos y las chilenas pueden estar tranquilos porque en forma muy temprana empezamos a trabajar para tener los acuerdos con los laboratorios”.

 

“Vamos a tener envíos semanales que se van a ir incrementando. Esperamos que se agreguen otras vacunas producidas por otros laboratorios”, concluyó.

 

Fuente Infobae 

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.