Spread the love

 

El desempleo cayó en el primer trimestre del año y afectó al 7%, una cifra menor al 10,2% que había marcado el Indec para ese mismo tramo del año pasado.

 

 

 

Así lo informó el organismo estadístico este jueves, que además agregó que la tasa de actividad se ubicó en el 46,5% de la población económicamente activa, experimentando un crecimiento 0,2 puntos porcentuales en la comparación interanual.

 

 

 

Según se desprende de los datos oficiales publicados por el Indec, en el último año se generaron 1,13 millones de empleos en todo el país, de los cuales 549 mil fueron en blanco y 577 mil, informales. De esta manera, uno de cada dos puestos de trabajo que generó la economía fueron no registrados, lo que responde a un contexto en que los sectores que pudieron continuar su recuperación tras el impacto de la pandemia son los que más empleo informal demandan y de la legislación laboral que empuja a las pymes a contratar por fuera del alcance de la AFIP.

 

 

 

La tasa de desocupación se ubicó en el 7% de la Población Económicamente Activa (PEA), según el Indec. En la comparación interanual cayó 3,2 puntos porcentuales, por lo que se ubicaría en el nivel más bajo desde el inicio de la serie en 2016, destacó el Gobierno. Por su parte, en términos trimestrales se mantuvo el nivel del cuarto trimestre de 2021.

 

 

 

La tasa de actividad, por su parte, que es la que marca cuánta gente está incluida en el muestreo de la PEA, fue de 46,5%, mientras que la tasa de empleo fue de 43,3%, lo que marca la cifra más alta para un primer trimestre desde que se renovó la medición de empleo de Indec en 2016.

 

 

 

Los últimos datos oficiales laborales, que corresponden a marzo, son todavía positivos: hubo un crecimiento de 0,3% en la cantidad de puestos de trabajo privados asalariados, en línea con febrero. Aunque en abril, según otro informe del Ministerio de Trabajo con un mes menos de rezago, el avance de esta métrica -aunque en un universo más acotado de empresas- desaceleró desde 0,3% a 0,1 por ciento.

 

 

 

 

 

 

La información procesada por el Ministerio de Trabajo, a partir de la estadística del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), dio cuenta de que en marzo continuó la expansión del empleo asalariado registrado del sector privado, sumó 21.000 trabajadores en el mes, en la serie ajustada por estacionalidad.

 

 

 

De ahí surge que apenas 1 de cada 20 compañías planifica hacer algún cambio neto en la nómina de personal, el nivel más bajo desde julio 2021, y casi la mitad del promedio de la serie de casi 7 años de la estadística oficial.

 

 

 

Tanto las incorporaciones como las desvinculaciones de personal en las empresas se retrajeron en abril comparación con marzo. Las tasas de entrada y la de salida disminuyeron 0,6 y 0,4 puntos porcentuales,

 

 

respectivamente, ubicándose la primera en 2,4% y la segunda en 2,3% de la nómina total del mes previo. En consecuencia, la variación neta resultó positiva, aunque de menor magnitud que durante los primeros meses del corriente año.

 

 

 

 

 

 

La rama de la construcción se mantiene como la más receptiva: subió la nómina asalariada registrada en las empresas con más de 10 puestos en esa condición 0,9% en abril respecto de marzo y 5,5% en los últimos 12 meses. El resto de los sectores, por contrario acusaron una recuperación menos acentuada en el cotejo interanual, en un rango de 1,3% a 1,9%.

 

 

 

Pero en comparación con el mes previo, por el contrario, el relevamiento de la cartera laboral detectó un virtual estancamiento en el Comercio, restaurantes y hoteles; y en el Transporte, almacenaje y comunicaciones; subió 0,3% en la franja de los Servicios comunales, sociales y personales; bajó 0,1% en la actividad manufacturera y cayó 0,2% en el segmento de los Servicios financieros y a las empresas.

 

 

(Fuente: Infobae)

 

 

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.